Los más vendidos

NUESTRAS VENTAJAS

Formas de pago

Tarjeta de débito ó crédito (1% descuento adicional), Paypal, Transferencia bancaria o Financiación a través de Sequra.

Productos de Calidad a Precios Bajos

Somos fabricantes.

Envío GRATIS 3-5 días hábiles

Envíos gratis para pedidos superiores a 75 €.

Descuentos por Volumen
5% de descuento en pedidos superiores a 400 €. Descubre también nuestro programa de puntos

Todo sobre el Alcohol Isopropílico

Todo sobre el Alcohol Isopropílico

El Alcohol Isopropílico, también llamado isopropanol o 2-propanol, es un disolvente de rápida evaporación que no deja residuos ni impurezas gracias a su alta volatilidad. Es un producto muy adecuado para la limpieza de cristales, terminales de fibra óptica, objetivos y lentes de cámaras de fotos, DVDs, dispositivos electrónicos, placas base, clavijas, cabezales, etc. Además, también puede ser utilizado como quitamanchas en casi todo tipo de tejidos, así como en aplicaciones en la industria farmacéutica.


Si quieres saber más sobre este sorprendente producto, ¡quédate con nosotros y continúa leyendo este artículo!

ÍNDICE DEL ARTÍCULO

1 ¿Qué es el alcohol isopropílico? ¿Cuál es su composición?

¿Para qué sirve el alcohol isopropílico?

El 2-propanol como antiséptico y desinfectante

Uso específico: informática y electrónica

¿Cómo utilizar el alcohol isopropílico?

Alcohol isopropílico vs alcohol 96

1. ¿Qué es el alcohol isopropílico? ¿Cuál es su composición?

El alcohol isopropílico, propan-2-ol o isopropanol es un alcohol secundario de 3 carbonos y un único grupo –OH no terminal. Se trata, en definitivas, de un isómero estructural del propanol.

Su principal característica, aquello por lo que es reconocido y el producto más demandado de nuestra gama de disolventes, es su rápida evaporación, lo que permite llevar a cabo una limpieza total sin dejar residuos. Esta ventaja lo convierte en un producto perfecto para la limpiar los objetos y componentes electrónicos que se describen un poco más abajo de este post, ya que este tipo de elementos son muy delicados y frágiles.

2. ¿Para qué sirve el alcohol isopropílico?

El alcohol isopropílico es un líquido transparente que se utiliza como disolvente de limpieza, agente intermedio en procesos industriales, usos sanitarios y como aditivo de combustibles.

Limpieza fibra optica


Su aplicación principal, la de disolvente, se debe a que es un potente diluyente de compuestos no polares, siendo, además, menos tóxico que otras alternativas. Esto, unido a su alta volatilidad, hace que sea un disolvente muy recomendado para grasas, aceites y manchas en general en elementos muy delicados como puede ser maquinarias, elementos ópticos o dispositivos electrónicos.

3. El 2-propanol como antiséptico y desinfectante

El isopropanol tiene una actividad desinfectante frente a determinados tipos de virus y gérmenes cuando se mantiene en altas concentraciones (como es el caso de nuestro alcohol isopropílico, que tiene un 99,9% de pureza). Esto, unido a su limpia y sencilla aplicación, lo convierten en un producto idóneo para desinfectar y limpiar todo tipo de superficies.

Además, es un producto que se puede utilizar en la exterminación de plagas y bacterias. Aunque no es una práctica habitual utilizar alcohol isopropílico para tal fin, si que puede ser utilizado para esterilizar y desinfectar completamente cualquier tipo de objeto por medio de la inmersión.

Es importante aclarar que, el 2-propanol, al igual que el alcohol de 96º, es un producto que desinfecta la piel sana, pero su uso prolongado reseca la piel. Igualmente, desprende cierto olor y provoca escozor sobre las heridas, por lo que no lo recomendamos para la desinfección de personas y animales. Para tal fin es más recomendable el uso de jabones y productos especialmente diseñados para esta apliación.

4. Uso específico: informática y electrónica.

Debido a su elevada capacidad limpiadora de suciedad, su elevada volatilidad y, sobre todo, por no dejar restos al evaporarse, es el disolvente por excelencia utilizado para la limpieza de elementos electrónicos, magnéticos, ópticos y componentes informáticos como placas base (motherboards), impresoras 3D y contactos en general.

Placa base ordenador Alcohol Isopropilico


La principal razón a la hora de optar por utilizar alcohol isopropílico en el ámbito informático frente a otros disolventes de elevada volatilidad es que estos últimos pueden ser más agresivos con los componentes, ya que atacan a los plásticos y materiales que suelen formarlos, dejando, además, restos de agua e impurezas al no evaporar suficientemente rápido. Con el isopropanol, se evita precisamente esto, impidiendo el deterioro de los componentes y proporcionando una limpieza sin rastros ni residuos.

Puedes ver un ejemplo de aplicación en el siguiente video, donde se limpia, con el Alcohol Isopropílico Nazza, la lámina de impresión de una impresora 3D. Desde el minuto 12:00 podrás verlo: 




NOTA IMPORTANTE: por su seguridad, así como por la conservación de los equipos tratados, antes de aplicar alcohol isopropílico para la limpieza de componentes electrónicos, se debe asegurar que los componentes están completamente desconectados y apagados.

5. ¿Cómo utilizar el alcohol isopropílico? Recomendaciones y contraindicaciones derivados de su aplicación

El alcohol puede ser aplicado directamente, con brocha, pincel o un trapo. Incluso hay personas que, como has podido ver en el anterior video, utilizan un pequeño pulverizador para facilitar su dosificación y aplicación (esto es especialmente útil para la limpieza de componentes electrónicos a los que no es tan fácil llegar con una brocha).

En cuanto a precauciones, al ser un disolvente puro, han de seguirse las precauciones que se toman en general con otros disolventes: 


No ingerir.
Evitar contacto con ojos, mucosas y otras partes blandas del cuerpo.
• Pese a que su olor no es excesivamente agresivo, debe evitarse inhalarlo de manera continuada y ha de tenerse especial precaución si existe una atmósfera cargada de disolvente, ya que pueden provocar dolores de cabeza. Lo recomendable siempre es que trabaje en una zona con ventilación.
• Es fundamental leer la ficha de seguridad antes de emplear el producto.
 

6. Alcohol isopropílico vs alcohol 96

La diferencia entre el alcohol isopropílico y el alcohol 96 (alcohol etílico o etanol) radica en su composición química. El alcohol isopropílico es un alcohol secundario de 3 carbonos mientras que el etanol es un alcohol primario de 2 carbonos. El etanol tiene mucha afinidad con el agua por su grupo –OH terminal, ya que éste interacciona mediante puentes de hidrógeno con el agua. Por este motivo, por métodos simples de separación no se puede separar el agua del etanol al 100%, de ahí el nombre de alcohol 96: 96 partes de alcohol etílico y 4 partes de agua.

En cuanto a usos, no se debe confundir entre uno y otro ya que, de utilizar indistintamente, pueden obtenerse resultados no deseados e incluso llegarse a dañar los componentes tratados. A diferencia del isopropanol, el alcohol etílico es un producto mucho más agresivo que se utiliza como: 

• Antiséptico
• Bactericida
• Disolvente industrial
• Disolvente para barnices y pinturas
• Medio para reacciones químicas 

Por tanto, cada tipo de alcohol tiene unas propiedades y usos diferentes que conviene conocer a la hora de aplicar uno u otro.

PULSA AQUÍ PARA COMPRAR ALCOHOL ISOPROPÍLICO

Esperamos haber aclarado todas tus dudas relacionadas con este versátil disolvente y que, después de leer este artículo, sepas cuáles son sus usos y aplicaciones más frecuentes. Te recordamos que, si tienes cualquier otra duda o consulta, siempre puedes ponerte en contacto con nosotros a través del correo electrónico info@nazza.es, o nuestro número de teléfono 955072020. ¡Gracias por leer hasta aquí!